Seleccionar página

Implante coclear de tronco cerebral

El implante auditivo en el tronco del encéfalo les brinda audición a las personas que no pueden usar audífono ni implante coclear. Esto sucede con mayor frecuencia cuando falta un nervio auditivo o es muy pequeño, o el oído interno (cóclea) es muy anormal.

 

El implante auditivo estimula directamente las vías auditivas en el tronco del encéfalo, evitando el oído interno y el nervio auditivo.

El implante auditivo de tronco cerebral es parecido a un implante coclear, excepto que el diseño de los electrodos y la técnica quirúrgica tiene como objetivo la estimulación de los núcleos cocleares localizados en el tronco cerebral, en lugar de la cóclea.

 

 

Un implante auditivo del tronco encefálico (ABI) es un dispositivo implantado quirúrgicamente que proporciona una sensación de sonido a una persona con pérdida auditiva severa. 
La cirugía ABI es cirugía cerebral. Los resultados de la audición varían ampliamente. Muchos pacientes logran una mejor conciencia del sonido y una mejor capacidad de lectura de labios. Algunos logran reconocimiento de sonido, palabra o incluso oración.

 

El implante coclear del tronco encefálico,  utiliza tecnología similar a un implante coclear, excepto que la estimulación eléctrica se centra en el tronco encefálico en lugar de la cóclea. 

El implante consiste en un pequeño micrófono colocado cerca del oído, un decodificador y una cantidad de electrodos implantados en el tronco encefálico. El micrófono capta los sonidos y los transmite digitalmente al chip de decodificación. El chip estimula los electrodos en el tronco encefálico, permitiendo al paciente escuchar una variedad de sonidos.

Indicaciones del implante coclear de tronco encefálico

Niños con pérdida auditiva neurosensorial profunda bilateral debido a una malformación coclear.

Agenesia de la cóclea

Grandes malformaciones del oído interno

Estallido traumático de ambas cócleas

Sección de ambos nervios auditivos

Agenesia y/o hipoplasia severa del nervio auditivo

Fracaso del implante coclear debido a diversas patologías: malformación coclear, osificación coclear u otras patologías del nervio auditivo

Adultos con pérdida auditiva profunda bilateral por lesión traumática del oído interno y/o nervio auditivo

Pacientes con neurofibromatosis tipo 2 con tumores del octavo par bilateral

Neuropatías auditiva que no respondieron con implante coclear

Otoespongiosis masiva bilateral, otoesclerosis imperfecta o enfermedad de Paget que no hayan obtenido resultados con implante coclear

 

Posibles resultados con un implante auditivo del tronco encefálico:

Todos los usuarios de implantes tienen diferentes experiencias de sonido a través de sus implantes. El grado de beneficio no se puede garantizar. Es una tarea difícil colocar el implante auditivo del tronco encefálico (ABI) en el tronco encefálico exactamente para proporcionar sonido. 

Es posible que no haya ninguna sensación auditiva del implante auditivo del tronco encefálico. En otros casos, la respuesta está dentro de un rango estrecho, por lo que los sonidos no están bien diferenciados. Es muy probable que las personas que escuchan con un implante auditivo del tronco encefálico también necesiten leer los labios. Lleva tiempo adaptarse al sonido percibido a través de un implante auditivo del tronco encefálico. 

Un implante auditivo del tronco encefálico puede ayudar con:

  • Escuchar sonidos en el ambiente
  • Monitorear el tono y el volumen de su propia voz.
  • Lectura de labios: uso del sonido junto con patrones de labios para comprender el habla