Seleccionar página

Procedimiento quirúrgico

La cirugía se realiza bajo anestesia general y dura aproximadamente de 1 a 3 horas. Es un procedimiento de rutina y de  bajo riesgo.

La intervención quirúrgica no es considerada, en general, de alto riesgo. Los riesgos citados tienen que ver con cualquier tipo de cirugía que requiere anestesia general. Se le administrará anestesia general para que permanezca dormido y sin dolor.

La cirugía del implante coclear es realizada por un otorrinolaringólogo (médico especializado en el tratamiento médico y quirúrgico de los trastornos de oído nariz y garganta)

Se realiza una incisión quirúrgica detrás del oído. Una vez que se ha insertado el implante coclear, el cirujano realizará algunas pruebas audiológicas mientras su hijo todavía está en el quirófano. Esta prueba confirma que los electrodos están funcionando.

 

El receptor se coloca dentro de una cavidad creada detrás del oído. La cavidad ayuda a mantenerlo en su lugar y garantiza que esté lo suficientemente cerca de la piel para permitir la transmisión de la información eléctrica desde el dispositivo. Se puede perforar una cavidad dentro del hueso por detrás del oído de manera que sea menos probable que el implante se mueva bajo la piel.

La cirugía tiene una duración entre dos y cuatros horas. Se puede experimentar algunas molestias leves, pero, en general, responderá bien y podrá reanudar actividades normales razonables en algunos días. Hay que esperar entre cuatro y seis semanas para que la zona alrededor del implante coclear cicatrice.

Preparación del campo quirúrgico

Se afeita el pelo de la zona en donde se va a realizar la incisión quirúrgica

Se realiza la incisión

Se realiza un «lecho» para alojar el implante en el hueso temporal que se encuentra detrás del pabellón auditivo

Se realiza un minúsculo agujero en la cóclea

Se inserta la guía de electrodos por dentro de la cóclea

Se verifica el funcionamiento de la guía de electrodos por medio de la telemetría, antes de cerrar la incisión quirúrgica.

cirugía implante coclear

¿Hay algún riesgo en la cirugía del implante coclear?

Si bien es importante tener en cuenta que pueden ocurrir complicaciones, en la práctica ha habido muy pocos efectos secundarios en todo el mundo, el cirujano analizará los riesgos con el paciente con más detalle antes de la cirugía.

 Pero, esta no es una cirugía cerebral. Sin embargo, debido a que el sistema auditivo se encuentra cerca del sistema del equilibrio, algunos pacientes pueden experimentar vértigo después de la intervención.

Además, existen otros riesgos quirúrgico que guardan relación con el nervio facial, sentido del gusto e infecciones, los cuales las debe comentar con su médico.

Complicaciones poco comunes

Su hijo también puede sentirse mareado después de la operación debido a que los mecanismos de equilibrio del oído se alteran durante la cirugía, pero esto mejorará. También existe la posibilidad de que su hijo tenga zumbidos en los oídos por un tiempo después de la operación. Nuevamente, esto es temporal y mejorará con el tiempo.

  • Vértigo o mareo durante unos días, pero son temporales
  • Su gusto puede afectarse en un lado de la lengua durante un tiempo
  • Fallos de funcionamiento del implante coclear

Pérdida de la audición residual en el oído a implantar

Inflamación, extrusión o hinchazón

Dlor, enrojecimiento o erosión de la piel en la zona alrededor del implante, por lo cual tal vez sea necesario tratamiento médico con antibióticos. Cuando ocurre una grave infección el implante puede que sea extraído, pero esta circunstancia ocurre raras veces

Si u implante precisa ser extraído no es posible volver a usar el audífono

Inremento o cambios en la percepción de los zumbidos de oído

 

 ¿Qué ocurre después de la intervención quirúrgica?

Después de la operación, el paciente  regresará a la sala para despertarse del anestésico. El paciente tendrá una venda de presión alrededor de la cabeza.  El cirujano puede recetar algunos analgésicos y esteroides para evitar la inflamación alrededor del pabellón auditivo y cuero cabelludo. Durante el período de recuperación, no percibirá ningún sonido en el oído intervenido. 

Las tasas de recuperación varían, pero la mayoría de las personas informan que se sienten bien 24 a 48 horas después de la cirugía. Una vez dados de alta del hospital, los niños vuelven a sus rutinas habituales en una semana.